Cómo te puede ayudar la corrección de relatos en español

Corrección de relatos en castellano

Has escrito un relato para presentarlo a un concurso. Le has dedicado horas para crear una historia coherente e interesante, y crees que tienes opciones de ganar. Escribes bien, siempre te lo han dicho. Pero hay pequeños aspectos de la lengua que se te escapan, aunque consultes diccionarios y otros recursos para escribir en castellano.

Lo único que necesitas para acabar de pulir el texto es una corrección externa de tu relato.

¿Y por qué no pedir ayuda a un profesional?

A continuación te doy tres motivos para trabajar con un corrector profesional en castellano.

1.   Los correctores tienen un radar para los errores

Es normal que cuando escribes estés más pendiente de la trama que de la ortografía o la gramática. Los correctores, en cambio, somos especialistas en detectar errores (¡incluso cuando no los buscamos!). Deja fluir tu creatividad y que un experto se encargue de los retoques finales.

2.   Un corrector profesional te da una opinión externa

Cuando escribes un texto, estás tan enganchado a él, que por más que lo leas se te escapan algunos errores o incoherencias. Por eso existe la figura del corrector. Es un profesional de la lengua que lee el texto con un ojo crítico para analizar la corrección lingüística y la coherencia del relato.

3.   La corrección de estilo te ayuda a mejorar el texto

Si solicitas la corrección ortotipográfica y de estilo, el profesional no solo se limitará a corregir la ortografía, la gramática y la puntuación. También te hará sugerencias de mejora, si es necesario. Por ejemplo, te propondrá sinónimos para evitar repeticiones o reformulará una frase para que se entienda mejor. Eso sí, siempre lo consultará contigo y te enviará un informe con los cambios para que los puedas aceptar o rechazar si no estás de acuerdo con algunos de ellos.

Cada revisión que haces al texto lo mejora

¿Te has fijado que cada vez que relees tu texto encuentras algo que quieres cambiar? Ya sea un error o una frase que chirría. Cada revisión o corrección de un texto lo mejora. Si trabajas con un

Núria Masdeu